¿De quien es el féretro?

Nací en un pequeño pueblito de Panamá. Mis padres me criaron bajo el seno del orgullo y la megalomania. Con estos ideales me lance al mundo, con las ganas de chuparle y domarle, al igual que  Nosferatu con sus victimas. Pero lo que me deparaba no era tan fabuloso…

Abandone a mis amigos, mi novia me dejo -es mentira, nunca tuve-, se me acabo el dinero y nadie queria contratar a un patán y embustero de segunda fila. Y ahora miren al  gordo granudo e incompetente que escribe frente a ustedes. Que mi tinta mediocre contamine la Internet antes de mis ultimas boqueadas.

Llámenme el moribundo.